miércoles, 21 de octubre de 2015

Tostadas francesas de cine


Estreno sección y para ello he elegido algo dulce. Sobre todo les va a molar a los amantes del séptimo arte, de la literatura y del buen comer. Inauguro "Recetas del cine y la literatura" con unas "french toasts". Vamos, unas tostadas francesas que de francesas no tienen nada ya que es un desayuno de origen anglosajón. Nosotros también tenemos nuestra versión: las torrijas.

Hace 36 años ya veíamos a Dustin Hoffman haciendo este desayuno a su hijo en Kramer contra Kramer o más recientemente a Penny de Big bang theory como podéis ver en los fotogramas en la parte superior junto con la foto de mi desayuno. Os voy a pasar la receta que yo he hecho esta mañana y además iré comentando las diferencias con las torrijas que conoceréis más.




Para 4 tostadas francesas (2 personas):
- Bate 1 huevo, medio vaso de leche y 2 cucharaditas de azúcar vainillado
- Sumerge en un recipiente una por una las rebanadas de pan de molde de forma rápida para que no se deshagan pero que tampoco queden muy secas
- En una sartén añade un poco de mantequilla o margarina y dora de una en una las rebanadas por cada lado y con la ayuda de una espátula ancha les daremos la vuelta para que no se rompan.
- Ahora solo tienes que añadir el topping, mayormente se hace con miel, aunque también puedes poner mermelada o sirope de chocolate. Añade el topping cuando las saques de la sartén porque así se derritirá mejor la miel con la tostada aún en caliente. También es costumbre acompañar las tostadas con fruta. Como más me gusta es con rodajitas de plátano y/o cualquier fruto rojo, pero hoy solo tenía manzana y uva...

Diferencias con nuestras torrijas:
-Las tostadas francesas son menos grasientas ya que las hacemos a la plancha y no fritas como las torrijas. 
-Las tostadas francesas se hacen más rápido porque todo es una sola mezcla de huevo, leche y azúcar; en cambio en las torrijas hay más pasos que hacer: primero, el pan que no es de molde, se pasa por leche que normalmente se hierve previamente con canela y limón, luego se reboza en huevo, se fríen en abundante aceite y finalmente se rebozan en una mezcla de azúcar y canela.
En fin, ambas recetas son deliciosas y cada una tiene su gracia...

Hasta pronto gastrofriends!

No hay comentarios:

Publicar un comentario