sábado, 4 de junio de 2016

Liberty Kitchen


Os acerco otra buena experiencia, ya sabéis que yo no hablo de los sitios que no me gustan, jajaja... Os adelanto que este American Bistro del centro de Alicante os convencerá por su comida y su ambiente gracias a la decoración que veis y el buen rollo de su clientela. Cabe destacar su peculiar horario, que ya nos gustaría a muchos que fuera más amplio. Solo abren de lunes a viernes para comidas y cenas, así que los findes no lo encontrarás OPEN. También puedes ir a tomar un aperitivo o hacer un kit kat para un café o té rápido ya que tienen barra.
C/. Poeta Quintana, 70  Tlf. 966355737 www.facebook.com/libertykitchenalicante



Respecto a su carta os diré que la fija es la de los brebajes, donde encuentras zumos ecológicos y cervezas nacionales y sobre todo americanas. En cambio, la carta de alimentos es variable y la van escribiendo diariamente en sus pizarras. Hacen cocina de temporada ya que van al Mercado para configurar sus menús a diario que son pluriculturales. Si eres muy carnívoro sin duda las recomendaciones que te hago son unas costillas estilo Thai como entrante para compartir o bien unos fingers de pollo; y luego como plato principal su especatular LIBERTY BURGER, la cual va con su casera salsa mil islas, o bien la Mexican burger con su pico de gallo.
Pero si quieres algo más ligero también tienen pescado fresco, brochetas con un toque italiano, ensaladas, etc.



Este restaurante no se queda ahí, para el momento de la sobremesa tiene unas tartas de muerte, normalmente tartas de queso, carrot cake o mi preferida de aquí: la red velvet. Es la mejor forma de acabar la visita a Liberty kitchen con un café o té y uno de sus dulces especiales. El servicio es ágil, los tiempos los controlan muy bien y esperas de plato a plato lo necesario. No olvides reservar porque es un local relativamente pequeño con poco aforo. Aunque si no te importa compartir mesa como si estuvieras en el extranjero tienen una mesa grande de madera a la entrada para ello.



Pues poco más os puedo decir de este acogedor bistro hasta que vuelva una segunda vez a probar más de sus delicatessen. Te sentirás acogido por sus mesas, la madera, sus bancos, ladrillo caravista blanco que hace que pienses que estés en casa, sus violeteros llenos de flores frescas y lo mejor, aunque esté lleno no hay un excesivo murmullo, más bien es un sitio tranquilo donde puedes charlar tranquilamente mientras escuchas su música de fondo. Y además el precio medio por persona va de los 15 a los 20€, así que para lo rico que está todo no es nada excesivo. Hasta pronto gastroamigos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario