domingo, 3 de julio de 2016

La tía Juana


Simplemente, la mejor comida mexicana que probarás en la provincia de Alicante. O como dicen en La tía Juana " otra vez esta maldita felicidad" que es el comer bien.


Ya estaba cansada de ir a restaurantes "mexicanos" donde en realidad solo sirven comida tex-mex y donde los sombreros de mariachi empiezan a convertirse en una pesadilla. En esta cantina olvídate de topicazos que suelen salpicar este tipo de locales. En La tía Juana es otra historia, la verdadera historia de Armando Valle, su propietario. Nacido en Tijuana y asentado en España desde hace unos años, nos ha querido traer todo lo mejor de la comida de la zona norteña de México.



Armando nos comentó que tras la buena respuesta de los restaurantes de Petrer y Alicante, va a inaugurar en breve otro en Murcia. Aunque está en plena expansión y algunos más quiere abrir en España y Berlín. Otra de las novedades que nos adelantó fue que próximamente en la calle Castaños de Alicante, tan de moda por el tardeo, podremos visitar La tía Juana Bebedero. Por cierto, preparan unas micheladas de lo más deliciosas por la salsita que ponen en el borde del recipiente. Eso es otra de las particularidades de este negocio; no te sirven en un vaso su "michejuana" sino en tarros de cristal de mermelada, como hacen en su país. Intentan transportarte con la estética y sabor a México con este cocktail de cerveza de barril, jugo de lima, sal y tequila José Cuervo.


Son muy detallistas y nada más darte asiento te obsequian con un aperitivo de cortesía que consta de dos chupitos. El primero es de sangrita donde prima el tomate, y el segundo que se bebe a continuación es de tequila dulce, todo eso acompañado de chile deshidratado.  En cuanto a su carta es de las que me gustan, ni breve ni extensa. Tiene cuatro entrantes para abrir boca, nosotros nos decantamos por pedir el "chacaloso" de jamón York que va en perol de barro con quesos fundidos y tortillas para taquear. Delicioso!
Respecto a los platos abundan los tacos, tres de pescado y ocho de carne. Nos decidimos por los tacos panuchos con tortilla de maíz, cebolla roja y cochinita pibil. Pero también probamos el taco perrón con ternera angus, rábano y tortilla de trigo. Ambos espectaculares y bien llenitos! Cada plato lleva dos tacos, el diámetro de la tortilla no es de taco ultrapequeño como en otros sitios, éste es mediano y viene bien cargado de "chicha". Las mahonesas que hacen son muy coloristas, suaves y cremosas. Sinceramente no podíamos acabarnos todo porque con el entrante que llevaba para dos tacos por persona, acabamos comiendo cuatro tacos per capita más grandes de lo que estamos acostumbrados. También tienen en la carta: hamburguesa, fajita, burrito, quesadilla...

                                                                                                               




Muchas veces cuando hablamos de comida de un restaurante, nos centramos solo en eso y se nos olvida que tan importante es lo que te sirvan como el servicio que te ofrezcan. En este sentido también dan más que la talla; camareros y camareras jóvenes con una amabilidad que te hacen sentir como en casa. Y la guinda del pastel son las risas que te echas si te subes al ring de lucha libre, una especie de photocall con disfraces de todos los colores para tener una foto divertida de recuerdo. Te aseguro que no quedarás indiferente con su cocina, así que busca a La tía Juana en Petrer (centro comercial Bassa el Moro) https://www.facebook.com/latiajuanaespana/?fref=ts    o en Alicante, donde estuvimos nosotros, en la Rambla  https://www.facebook.com/La-Tia-Juana-Alicante-981224388615927/?fref=ts 




           
                                                                                                                                             
 









No hay comentarios:

Publicar un comentario