lunes, 30 de enero de 2017

Mermelada de fresa casera




Cuando pruebes tu propia mermelada no comprarás jamás. Si disfrutas cocinando y eres antirrobot de cocina como yo, vas a pasártelo bien durante el proceso. Porque además de que es rápido te va a perfumar la casa unas horas. Solo vas a tardar 20 minutos en tener un tarro de mermelada del tamaño estándar aproximadamente a los que venden. No hay nada como sentir que has hecho algo que te vas a comer y compartirlo con los tuyos para que disfruten de tus sabores.

RECETA: Quita el rabito verde a ocho fresones de tamaño mediano-grande y corta en cubitos pequeños de un centímetro más o menos. En una cazo pequeño echa los fresones troceados, ocho cucharadas soperas de azúcar moreno (1 por fresón) y dos cucharadas soperas de zumo de limón (1 para cada 4 fresones). Durante 20 minutos y a fuego medio remueve de vez en cuando, retira del fuego y deja reposar antes de cerrar el tarro de cristal. Al día siguiente habrá espesado más y el sabor habrá aumentado.

Como es una cantidad consumible relativamente rápida y gracias al azúcar y el ácido del limón se conserva perfectamente durante un mes en el frigorífico. Pero si deseas hacer cantidad y tener durante un año, ya deberías esterilizar tarros y envasar al vacío. Ahora voy  a rellenar tarritos monodosis tamaño hotel y repartiré a la family para que desayunen dulcemente. Hasta el próximo post!





No hay comentarios:

Publicar un comentario