martes, 28 de febrero de 2017

Rutas para Ámsterdam




Si tienes pensado ir a Ámsterdam estas tres rutas te van a ayudar a ver bastante sin correr. 

DÍA 1:
El primer día llegamos a media mañana, casi a la hora de comer, porque allí ya sabes que se suele comer antes que en España. El hotel Edén, que recomiendo, estaba en una de las orillas del río Amstel, por tanto empezamos paseando por ahí y vimos la ópera (stadhuis). Despúes nos acercamos a la plaza Rembrandt por la cercanía al hotel para luego acercarnos a Muntoren (torre de la moneda) y el famoso mercado de las flores donde los tulipanes, tiendas de quesos y zuecos te rodean por doquier. Es hora de parar a comer para seguir por la tarde por la movida plaza y calle Leidseplein con tiendas encantadoras. Cuando vaya anocheciendo es perfecto pasear hacia el Puente Magere, que iluminado tiene un especial encanto.

DÍA 2:
Tras un contundente desayuno fuimos a la iglesia vieja (oude kerk), el barrio rojo con su peculiar ambiente de sobra conocido, China town, la iglesia nueva...
Si hay una plaza conocida es la plaza Dam, es un punto de encuentro muy concurrido, visita el Magna Plaza (centro comercial) para hacer un receso y cargar pilas. Ya por la tarde vamos hacia la iglesia del oeste y visita la casa de Ana Frank.

DÍA 3:
Nos encantan los mercadillos y descubrimos el de Waterlooplein, muy cerca del hotel, fue perfecto empezar el día con tanto artículo curioso. Es momento ya de disfrutar el museo nacional (Rijksmuseum) y si te da tiempo, el de Van Gogh también. Hicimos parada en The seafood bar, más bien próximo a la zona de los museos. Comimos pescado ahumado y marisco a un precio más que sorpredente para bien. Estábamos un tanto cansados y Vondelpark nos vino de lujo. Este hermoso y amplísimo parque es ideal para relajarse paseando tranquilamente y bajar la comida o como hicimos nosotros, echar la siesta en su mullido césped.

Despúes de tres noches teníamos que partir hacia España, pero teníamos un hueco esa última mañana antes de coger el avión y nos dió tiempo a disfrutar del mercadillo de la plaza nueva con puestos de delicias como sus panes y quesos. Aprovecha cualquier tarde de las que pases en Ámsterdam para pasear en barco y no perderte su atardecer entre canales. Hasta la próxima!









No hay comentarios:

Publicar un comentario