jueves, 2 de febrero de 2017

Rutas para viajar a París




¿Deseando ir a una de las ciudades europeas más romanticonas? Sí, sí, romanticona total porque casualidad o no a los pocos meses me pidieron matrimonio. Viajar a París marca siempre un antes y un después en una pareja, no lo digo yo sola, jajaja... Bueno,  te detallo a continuación las cuatro rutas que hicimos para disfrutar de París sin prisas...

DÍA 1: PARTE NORTE DE PARÍS (desde por la tarde)
En cuanto deshicimos las maletas y decansamos diez minutillos nos fuimos hacia la Basílica Sacre Coeur en el distrito de Montmatre (donde teníamos el hotel). Desde esta blanca basílica vas a tener unas vistas de París de cine, sin duda, es uno de los momentos más mágicos que vivirás en este viaje. Cuando bajes verás el tío vivo que sale en la película Amélie. Dirígete luego hacia la bohemia Plaza du tertre, también conocida como la plaza de los pintores. Se respira una atmósfera a media tarde muy encantadora y con luces muy ténues que te envuelven. Va llegando la hora de cenar e iremos a la Plaza y rue de Abbesses para escoger unas de sus braserías (ahí encontrarás las escaleras de la boca de metro de la película Amélie). Si el cansancio del primer día de viaje te lo permite pasea hasta el Moulin Rouge.



DÍA 2: CENTRO-OESTE DE PARÍS
Tras la primera noche en París es hora de visitar su gran símbolo: la Torre Eiffel. Para ello llegamos a la parada de metro Trocadero, la plaza previa a la torre. Subir a la torre fue toda una experiencia, ver por dentro toda la estructura de esta gran obra de ingeniería es impactante y las vistas de París son chulísimas. Al bajar, pasea por los jardines o Champs de Mars. A continuación ve hacia Les inavalides. Después de comer, vas a hacer uno de los paseos más relajantes. Empezarás en la Plaza de la Concordia donde se encuentra el obelisco de Luxor. Continuarás por los archiconocidos Campos Elíseos hasta que llegues al final donde se encuentra el Arco del triunfo, habrás entonces recorrido 5 km en línea recta.




DÍA 3: DEL CENTRO AL SUR DE PARÍS
Tras desayunar un croissant en alguna de sus encantadoras Boulangerie, ve hacia el museo del Louvre donde llamará tu atención su pirámide de cristal. Nos llevó toda la mañana porque queríamos saborear tranquilamente su arte (Gioconda, Venus de Milo, código de Hammurabi, friso del partenón de Atenas, el escriba sentado, estatua sentada de Ramsés II, victoria de Samotracia, Las bodas de Caná, etc.). Estuvo muy interesante también poder callejear por los fosos del Louvre medieval. Tras el parón para comer y descansar para tomar un café fuimos a ver el Arco del Carrusel y pasear por los jardines de Tullerías. Ahora va siendo hora de llegar al hotel, darte una ducha y cenar en algún restaurante por Montmatre donde estábamos hospedados. Por aquí y de vuelta para ir a dormir nos sorprendió una actuación de teatro callejero en una oscura calle de Montmatre. París es mágica y nos lo demostró. Por no hablar de la belleza de la torre Eiffel iluminada desde este barrio.


DÍA 4: CENTRO-ESTE DE PARÍS
Llegamos a l´ile de la cité para visitar la Catedral de Notre Dame. La entrada a la Catedral es gratuita, su rosetón de diez metros de diámetro te deslumbrará. Pero te aconsejo subir hasta la Torre por un precio módico. Después de subir la torre Eiffel esto ya no es nada; son 387 escalones que merecen la pena para ver de cerca las gárgolas y las vistas de toda la ciudad como la torre Eiffel. Nos vamos ahora a ver el Panteón, porque vamos a comer por el Quartier Latin. En concreto tendrás mucha oferta gastronómica en los diversos restaurantes de la calle Harpe. Tras reponer fuerzas nos fuimos a echar la siesta al césped de los jardines de Luxemburgo. Es una pasada toda su vegetación, el palacio y el ambiente con todos los paseantes. Ésta es ya nuestra cuarta y última noche en París, así que después de cenar quisimos despedirnos de esta ciudad paseando alrededor de la torre Eiffel por la noche. Si de día te impacta por la noche te hipnotiza. BUEN VIAJE!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario