lunes, 6 de marzo de 2017

Maridajes con quesos





Hablar de "maridajes" antes era solo propio del léxico de los sibaritas. Ahora cualquiera sabe ya su significado y su uso se ha extendido exageradamente. Hay que dejar claro que los maridajes no son únicos, es decir aquí el purismo no tiene cabida. Eso sí cada maridaje ha de tener sentido. Me refiero a que aquí os haré una propuesta según mi experiencia, mi gusto personal y mi documentación. Pero obviamente los ingredientes que luego citaré participan de más maridajes o casamientos. Lo que pretendo es que al menos acertéis con esta propuesta para asegurar el éxito en la mesa cuando planifiquéis una velada en casa con amigos, y esta opción sea un entrante para compartir y abrir boca a vuestro plato principal.


Rápido de montar, sin riesgos y con pluralidad de sabores y contrastes. Personalmente me gusta utilizar tres recipientes diferentes de menaje para presentar estas tres opciones. Por ejemplo una pizarra, una tabla de madera y una fuente de porcelana. Consejillo: No presentes este entrante ya montado, sino los ingredientes por separado y así cada comensal coja la cantidad deseada de queso y mermelada. Además cuanto menos manipulado se vea todo, mejor. También es oportuno degustar estos tres entrantes en el orden siguiente para ir del sabor más suave al más fuerte.


MARIDAJE 1:
- Pan tostado finamente cortado para que esté crujiente
- Queso Brie 
- Mermelada de frutos rojos (ya sea de frambuesa, arándanos o fresa)

MARIDAJE 2:  
- Pan de hogaza
- Queso manchego curado
- Mermelada de naranja (si es amarga mejor)

MARIDAJE 3: 
- Pan de nueces con pasas
- Queso azul (ya sea roquefort, cabrales...)
- Mermelada de higo 



[Si te ha gustado este artículo compártelo y así lo guardarás]

No hay comentarios:

Publicar un comentario