lunes, 20 de marzo de 2017

Restaurante El galgo




"El galgo" no está de pasada, "El galgo" ha venido para quedarse. Este restaurante custodiado a la entrada por un precioso galgo verde te va a encandilar por su cocina que califico como "megasabrosa". Como ya sabes no me gusta recrearme en hablar de lugares que no me satisfacen, sino que únicamente dedico mi tiempo en el blog a recomendar lo que me agrada y  así vosotros también lo disfrutéis a posteriori. Este lugar es de los que me gustó y mucho, en todos los sentidos. Porque no solo valoro la calidad de su cocina, sino también el excelente servicio que nos ofrecieron.







Está ubicado en pleno centro de Elche (Alicante) y además en una calle peatonal contigüa a una placita. Es de esos sitios que te llama entrar, se respira tranquilidad y su decoración es relajante. Encontrarás materiales como cristal, colores blancos, maderas y plantas que alegran la estancia. Puedes comer en su terracita o en su acogedor salón, precisamente lo que me agrada es ir a sitios como éste donde no hay estancias con grandes dimensiones. Su sala es íntima con mesas de 2, 4 y 6 comensales, así que asegúrate la tuya y reserva. Hay restaurantes grandes que no son nada íntimos y donde el bullicio se apodera del momento, aquí no vas a encontrar eso, sino todo lo contario. Música jazz y ambiente tranquilo es lo que se respira aquí. Otro de los puntos a favor de El Galgo es su carta, nada extensa pero con variedad suficiente para todos los gustos. Sus platos están basados en diferentes entrantes y ensaladas,  tres platos de carne y tres de pescado. Sin olvidarnos de sus deliciosos postres. 





En cuanto a calidad-precio me parece una relación equilibrada. Optamos por compartir 4 platos y 2 postres para los dos comensales que éramos, además de 2 bebidas por persona, y la cuenta no llegó a los 50 €. Ahora paso a describiros los platos que degustamos para que abráis boca. La verdad es que os tengo que recomendar todos, además de sabores exquisitos también la presentación es cuidadísima. Para empezar tomamos dos vermuts rojos Bandarra que prepararon con hibisco y nos obsequiaron con un snack de cortesía: un crujiente de espinaca y arroz muy elegante al paladar.



Empezamos con un par de croquetas de jamón y un par de pulpo. El rebozado crujiente, sin sabor a aceites reusados y con una bechamel casera sin duda. Seguimos con su bacalao "meneao" muy meloso en el interior de una especie de wan tun frito y que os recomiendo comer con la mano para que no se desmonte. A continuación disfrutamos de su sandwich relleno de carne deshilachada de costilla de cerdo con una salsa de tomate muy jugosa acompañado de encurtidos home made. Nos encantaron sus mollejas de cordero, tanto por su rebozado como por su acompañamiento con verduras salteadas, rábano y manzana granny smith. Y llegó el momento dulce... Nos decantamos por dos postres bastante diferentes, una tartaleta de limón acompañada de avellanas garrapiñadas y por otro lado un tarta de chocolate sobre una base de bizcocho de aceite de oliva y coronada por esferificaciones de aceite y unas escamas de sal. De sobresaliente todoooooooo!!!!!!!! Volveremos!!!!!










C/. SANT JAUME, 6 
ELCHE (ALICANTE)
RESERVAS:  965 04 22 00
Abre de martes a sábado
Ofrece menú mediodía de martes a viernes

No hay comentarios:

Publicar un comentario