domingo, 16 de julio de 2017

Costa de Almería






Me encanta volver una y otra vez a la costa almeriense. En concreto a la zona del parque natural marítimo-terrestre del cabo de Gata-Níjar. Encontraréis municipios rodeados de una belleza semiárida, llenos de piteras, chumberas y palmeras que contrastan con sus paradisíacas playas y calas. Ese choque de oasis y desierto es espectacular, y cada año no deja de sorprendernos. Normalmente visitamos 4 puntos en concreto, os voy a comentar lo más relevante de cada uno para que aprovechéis al máximo cada lugar y su gastronomía. Si habéis visto la serie de televisión Mar de plástico, os van a  sonar muchos paisajes.


1) CARBONERAS




En Carboneras es donde nos hospedamos siempre, ya que el resto de lugares quedan cerca para desplazarse en el día. A veces vamos a hostales con desayuno incluído, y otras veces a casitas que alquilan en primera línea de playa del paseo marítimo (hay varios supermercados para hacer la compra del desayuno, etc.). Para comer o cenar tenemos dos visitas obligadas; bueno, TAPEAR. Dí siempre que vas a tapear al camarero, y no hagas el turista despistado pidiendo raciones a la carta. Por un lado vamos al Felipe, ahí te sacarán con la caña o tinto de verano unas ricas tapas marineras, no las eliges tú y eso nos gusta porque te van sorprendiendo sin parar. Y te aseguro que no quedarás con hambre después de unas rondas, su lema lo demuestra: "que no farte de ná". Te vas con un estupendo sabor a mar...




Por otro lado, está la Frontera. En este bar la tapa la eliges tú con la carta que te dan. Muy recomendable es su patata asada con el mejor y suave allioli que jamás he probado. Te dan muy buen servicio y son muy amables. Y los precios son más que asequibles si vas de tapeo. Por la noche es muy relajante recorrer el paseo marítimo para tomar un helado o un mojito, ver las típicas casitas blancas y  los puestos de artesanía hasta llegar al iluminado castillo de San Andrés junto al Ayuntamiento. Cuando amanezca puedes quedarte en las playas urbanas del pueblo, pero no te puedes perder la playa de los Muertos. Es paradisíaca, pero si hace viento es mejor dejar la visita para un día tranquilo. Es lo más de lo más esta playa!!! Si vas pronto coge sitio debajo la gran roca que te hará de macrosombrilla, jaja...

2) AGUAMARGA 


Blanco y azul por doquier. Así es este coqueto y pequeño pueblo costero a escasos kilómetros dre Carboneras. Pasea por sus calles hasta llegar a su plaza, báñate en su playa o mejor, visita la cristalina Cala del Plomo, es espectacular. No olvides llevar escarpines para moverte por estas playas de grava y piedra a menudo.





 


 

3) LAS NEGRAS








Con playa pequeña vigilada por el conocido cerro negro. Aquí puedes comer en El Manteca al lado del mar unos buenos mejillones al vapor y sardina fresca a la brasa con una fría sangría. Si estás por allí a media tarde toma unas cañas en la terraza del alternativo bar El cerro negro. Y por la noche en la terraza de la Pizzería Il capriccio podrás disfrutar como entrante un Scamorza fundido con speck y cualquiera de sus pizzas con una masa de cine; os recomiendo la de gorgonzola y manzana (a la cual le añadimos rúcula, ummmmm)



 4) EL PLAYAZO (RODALQUILAR)





 
Más bien cerca de Las Negras, está El Playazo. Se merece este nombre ya que solo al ver la playa lo entenderás. Pertenece al municipio de Rodalquilar, tiene un paisaje peculiar, puedes hacer el recorrido hasta la cala del castillo de San Ramón para alucinar con las vistas. En ambas playas tienes unas aguas limpias, frescas y turquesas donde nadarás entre peces. No olvides gafas de agua porque merece la pena bucear!


Espero que os sirva de algo estas recomendaciones si os acercáis por estos lares del Mediterráneo.

BUEN VIAJE Y SALUDOS GASTROVIAJEROS!!!  



No hay comentarios:

Publicar un comentario