lunes, 18 de septiembre de 2017

Disfruta Altea y alrededores




La comarca de la Marina en la provincia de Alicante tiene auténticas maravillas tanto en el interior como en la costa. Hoy te traigo algunas recomendaciones para que disfrutes de un fin de semana variado en Altea, L´Albir y Benidorm. 


ALTEA

Llevo desde la niñez pisando Altea con mis padres, amigos y los últimos años con mi marido. El otro día descubrimos paseando al atardecer la nueva prolongación del PASEO MARÍTIMO. Nos llevó hasta la DESEMBOCADURA DEL RÍO ALGAR, una auténtica belleza de la naturaleza. El río se fundía con el mar rodeado de ánades y gansos que nos regalaron magníficas instantáneas gracias a la estampa que formaban. (Lo suyo es que disfrutes de este paseo desde el extremo opuesto, donde se sitúa el PUERTO para acabar en la desembocadura que te he comentado).






Veníamos de comer en FARÉ, un restaurante en el paseo donde sus platos y servicio es impecable. Un estupendo menú del día, completo y suculento. De entrantes elegimos gambón y navajas a la plancha y una ensalada de pollo. Como plato principal elegí unos tallarines con parmesano y trufa que estaban de cine. Y la guinda del pastel fue su postre; una mousse de chocolate belga espectacular. Allí podrás degustar la cerveza artesana que se elabora en el pueblo por ALTHAIA, una empresa cada vez más conocida y valorada en el mundo gastronómico.











Cuando llegue la noche callejea por su CASCO ANTIGUO y toma una copa o cocktail en la terraza de LA MASCARADA junto a la ambientada PLAZA DE LA IGLESIA y uno de sus MIRADORES. Más tarde llega al PORTAL VELL a través de calles con GALERÍAS de pintores y TIENDAS de artesanía. Pero no te olvides de saborear un helado artesano en QVO. 



L´ALBIR

Al día siguiente por la noche dimos un paseo por la zona de playa y fuimos a cenar a uno de los mejores y auténticos restaurantes mexicanos que jamás he probado: PLAZA MÉXICO. Con una decoración que queda lejos de los sombreros mariachis y el sonido de típicas rancheras. Un mexicano con aire fresco y moderno donde el colorido está presente sin saturar gracias a su acertada decoración de diseño. Por ser la primera visita que hacíamos nos decantamos por el copioso menú degustación que más que para dos personas podía ser perfectamente para cuatro. Lo acompañé de una michelada con clamato superrica. Constaba de dos entrantes y una degustación de cuatro guisos para rellenar tus tacos, además de un sinfín de guarniciones y salsas que fue imposible acabar. Su postre también era abundante, muy dulce y variado. En fin, sin duda un lugar que invita a volver muy pronto.







BENIDORM

Hay un Benidorm al margen del de los rascacielos. El domingo por la mañana fuimos al RASTRO EL CISNE. Con parking gratuito, puestos de segunda mano de todo tipo al aire libre y con artículos de decoración más selectos en su interior. En esa parte del interior de la circular construcción encuentras piezas de mobiliario, cuadros y jarrones de lo más vintage a unos precios un poco elevados. Pero siempre puedes tener los ojos muy abiertos y encontrar algún chollo de vez en cuando. Cuando llega la hora del aperitivo toma unas pintas en la terraza de su bar con música en directo gracias a los extranjeros que cantan canciones de antaño en inglés. En fin, un ambiente diferente para hacer de tu domingo algo distinto y salir de la rutina.


1 comentario:

  1. Tomo nota.no he ido a ninguno de los 2 restaurantes que mencionas. Gracias

    ResponderEliminar