miércoles, 18 de julio de 2018

Qué ver y dónde comer en Varsovia y Cracovia




No te pierdas las dos ciudades polacas más populares. La actual capital y la antigua capital te están esperando llenas de historia, arquitectura encantadora, coquetas terrazas, rica gastronomía, multitud de zonas verdes y encima a muy buen precio todo. Te voy a contar nuestra experiencia para que te sirva de guía, pero adáptala a tu plan.




Para una primera visita al país decidimos centrarnos en solo dos lugares para verlos con tranquilidad. Nuestro plan fue alquilar una casa por Airbnb en el centro de Varsovia para 6 días/5 noches. El precio fue de 40 €/noche, así que por 200 € tuvimos un alojamiento de lujo. El vuelo directo fue con Ryanair de Alicante a Varsovia con una duración de tres horas y media y un coste de 180 € por persona ida y vuelta. Llegamos al aeropuerto de Modlin, a unos 45 minutos aproximadamente del centro; coge un autobús de "Modlin bus" y te dejará por 7€ al cambio en el PKIN. En fin, 560 €, buen precio para casi una semana más lo que allí nos gastamos que no fue mucho. No olvides cambiar dinero antes porque en Polonia la moneda es el zloty. Más o menos tienes que dividir en Polonia los precios entre cuatro para saber lo que vale en euros. Por ejemplo las cervezas (piwo) de medio litro cuestan 7 zlotys, es decir 1,75 €. Estos precios no los vas a encontrar en otras capitales europeas.




QUÉ VER EN VARSOVIA

Te he dividido en zonas los puntos de interés para que sepas moverte en un orden e ir cada día a una zona más o menos.

ZONA 1

A) CIUDAD VIEJA
- Castillo real (Zamek Krolewski) frente a la columna de Segismundo (En esta plaza hay una tienda de souvernirs que dan planos de la ciudad gratis)
- Plaza del mercado (Rynek starego miasta) con la sirena que es el símbolo de la ciudad. 
- Barbacana (muralla)







B) CIUDAD NUEVA (Nowe miasto)
- Plaza Krasinki con el monumento al alzamiento de Varsovia



C) RUTA REAL
- Palacio presidencial en la calle Krakowskie Przedmiescie (ideal para hacer un break con una pinta) y la iglesia de la Santa Cruz (está el corazón de Chopin)
- Jardín botánico del tejado de la biblioteca de la universidad (Calle Dobra) 
- Palacio de la cultura y la ciencia (PKIN) donde disfrutarás desde la planta 30 de unas vistas de 360 grados de la ciudad y su zona moderna de rascacielos. Es una ciudad de contrastes en ese sentido.













ZONA 2

- Parque Lazienki: Patrimonio de la Humanidad, el pulmón verde de Varsovia con una extensión de 80 hectáreas es el parque público más grande de la ciudad. Forma parte de la ruta real que antes os decía. Es necesario dedicarle toda una tarde, un tanto más alejado de todo lo anterior citado, pero merece la pena. Si vas andando desde el palacio presidencial te llevará una hora a pie pero merece la pena si vas por la calle Rozbrat llena de diferentes parques. En el Parque Lazienki verás diversidad de escenarios; desde un jardín chino, un teatro romano, un obelisco egipcio, un palacio en una isla, el monumento a Chopin con bancos para descansar que emiten canciones del músico, el palacio Belvedere, un jardín botánico, cervecerías, heladerías... Es digno de visitar. Un gran imprescindible de esta gran ciudad que nos ofreció variados escenarios.





ZONA 3

Es hora de cruzar el río Vístula (Wisla) por el puente Most Slasko-Dabrowski y llegar al barrio de Praga. En el castillo hay unas escaleras mecánicas que te ahorran bajar toda la escalinata hasta el puente.

- Catedral de San Florián y San Miguel (gótica y católica)
- Bazar Rozyckiego (calle Targowa) donde verás sus peculiares casetas destartaladas con productos a precios muy baratos. Es el lugar perfecto para comprar los típicos collares polacos de bolas rojas de madera.
- Parque Praski: ideal para hacer la siesta después de un día sin parar de andar de un lugar para otro.









DÓNDE COMER EN VARSOVIA

Restaurante Zapiecek

Restaurante con una decoración acogedora donde los libros y las velas están muy presentes. Con 6 Zapiecek en la ciudad no tienes excusa para no entrar; desde 1913 hacen los pierogi caseros (especie de empanadilla rellena de diferentes ingredientes ya sean al vapor, fritos o al horno). Las costillas también están muy ricas!






Restaurante Pod Samsonem

Su carta está basada en platos polacos y judíos. Aquí comimos dos platazos completísimos (uno con una carne empanada y otro de carne estofada, guarnición de patatas y ensalada) con dos cervezas de medio litro por 7,50 € por perona (30 zlotys). 



Restaurante Podwale

Ideal para cenar en su patio con velas en mesas y bancos de madera con un ambiente envolvente. De cortesía te ponen col y pepinos. Y para finalizar te invitan a unos chupitos de un agradable y dulce vodka rojo. Aquí probamos un pato delicioso y un plato típico: golabki (carne envuelta en hoja de col).





Restaurante U Fukiera

Si en los otros restaurantes hemos comido de media por 15 € la pareja, aquí es otra historia. Nos queríamos dar un capricho en un restaurante afamado como es el de Magda Gessler. El patio por la noche no puede ser más romántico, su carta es amplísima, el servicio fue exquisito, la música de fondo, las velas y unas cervezas artesanas de lo más especial; fue algo que jamás olvidaremos. Aquí un restaurante de altura no tiene los precios de España y salimos a 50 € por persona pero merecieron la pena los momentos vividos en él. No quiero pensar qué hubiéramos pagado en España por platos con cangrejo real...



Restaurante Centrum Zarzqdzania Swiatem (Barrio de Praga)

Tanto su terraza como su salón son perfectos para comer bien, barato y con un servicio muy atento. Aquí por 20 zlotys tienes 2 platos (de 1º probamos la típica sopa de tomate: Pomidorowa y de segundo una carne de cerdo espectacular) para recuperar fuerzas tras toda la mañana de paseo por este barrio bohemio y alternativo que cada vez se está poniendo más de moda. Las cervezas no entran en el menú pero están a buen precio como en toda Varsovia. Los postres son estupendos y al cambio están por los 2´5€. En cambio un café te puede costar en Polonia lo mismo que un postre.






QUÉ VER EN CRACOVIA

Ciudad mucho más pequeña que Varsovia pero no menos encantadora. Eso sí, con un turismo más masificado y repleta de tiendas de souvenirs que restan encanto al casco antiguo. Si quieres ver solamente los puntos más interesantes con un día será suficiente. Llegamos en tren desde Varsovia, son tres horas de lo más placenteras por todos los paisajes que te encuentras. Coge un libro y disfruta del trayecto. La ida y vuelta son 30 € por persona desde la estación central de Varsovia. Nosotros salimos a las 8 de la mañana y a las 11 ya íbamos paseando por sus empedradas calles.

- Barbacana desde la puerta de San Florián (original del siglo XV)
- Plaza del mercado (Rynek Glowny) con: iglesia de San Adalberto, basílica de Santa María donde cada hora sale un trompetista desde lo alto a tocar, torre del Ayuntamiento y la lonja de los paños/sukiennice desde el siglo XIII(con puestos de souvenirs)
- Parque Planty
- Colina de Wawel (castillo y catedral) con la cueva del dragón que es el símbolo de la ciudad







DÓNDE COMER EN CRACOVIA

Restaurante Kramy Dominikánskie

Empezó a lloviznar y decidimos quedarnos en esta terraza techada por casualidad y fue todo un acierto. La verdad es que todos los lugares de Polonia nos han parecido muy acogedores para comer gracias a su decoración y éste no se quedaba atrás. Aquí nos decidimos por unos bigos (estofado de chucrut y carne) y unos codillos.




Espero que te hayan servido de guía estas recomendaciones de nuestra experiencia este julio y que disfrutes tanto como nosotros. No te olvides de los helados (lody) polacos; buenos y baratos. 



Hasta la próxima aventura gastroviajeros!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario