COQUERE food studio




Una experiencia inolvidable. Hace unas semanas tuve la suerte de poder disfrutar de una tarde-noche de lo más placentera. ¿Dónde? En Elche (Alicante). En esta maravillosa ciudad rodeada de palmeras encontrarás en pleno centro un local dedicado a la gastronomía en un sentido  muy amplio. 



Coquere food studio es un espacio donde el buen comer está impregnando cada rincón de su precioso local. Ubicado en una antigua fábrica de alpargatas reformada con mucho gusto y respeto por la decoración anterior junto con un toque rústico y a la vez industrial es lo que encontrarás. El sitio enamora a primera vista pero cuando conoces a Olga y Mar, una morena y una rubia de lo más "salás" te acaban de conquistar para siempre. Una, jefa de cocina, y la otra, nutricionista; ambas de lo más divertido y amable. En fin, un lugar encantador con un equipo humano increíble.



¿Peró a qué puedes optar si visitas este templo gastronómico? El listado de opciones es amplio. A diario ofrecen un servicio de comida para llevar a mediodía con platos sanos, equilibrados y sabrosos. Además continuamente tienen diversos eventos; desde presentaciones de productos (aceites, cervezas artesanas, vinos, aceites...), catas de productos, tienen también una zona de tienda donde puedes comprar productos gourmet. También ofrecen talleres de cocina maravillosos. De esto es de lo que sobre todo quiero hablaros. Fue una gran oportunidad ir a aprender al de cocina peruana.




Confesad una cosa. ¿No os apetece de vez en cuando compartir experiencias con gente totalmente desconocida para romper con el estrés y la rutina? Pues esto es una gran idea. Veréis... Un viernes sobre las ocho de la tarde llegué, empezamos a presentarnos los nueve "alumnos del curso" al mismo tiempo que Mar y Olga nos mostraban las instalaciones. Íbamos tomando unas cervecitas y unas tablas de quesos estupendos, era imposible que algo fuera a ir mal. A continuación empezamos el taller en sí, cada uno teníamos nuestros utensilios en una amplia isla en la cocina. Todas las instrucciones que el cocinero del curso nos iba dando las seguíamos entre risas, chistes y comentarios. Creamos un ambiente estupendo, es una pasada hacer de vez en cuando cosas diferentes con desconocidos ya que no solo conoces a nuevas personas, sino que también es una ocasión para conocerse a uno mismo y salir de tu zona de confort.



Aquello que empezó con una atractiva incertidumbre se fue convirtiendo en una gran velada. Una especie de mezcla entre MasterChef y Gran Hermano que nos hacía gracia. En equipo preparamos un entrante de lo más refrescante: causa peruana (a base de un puré de boniato, guacamole y una ensaladilla de pollo desmigado). El segundo plato fue un ceviche de lubina salvaje que quedó increíble. Tras la mise en place y la elaboración era el momento de sentarnos en una mesa preciosa donde la granada mollar era la protagonista. El otoño para mí empezó esa noche, el ambiente que se creó hizo que sintiéramos que una nueva estación estaba empezando.




Por cierto, con la bicicleta con frigo incorporado que veis en la imagen anterior es con la que reparten su servicio a domicilio por la ciudad. No me digáis que en Coquere no son ideales. Bueno, continúo; nos quitamos los delantales y cada uno disfrutamos en la mesa de nuestros platazos. Todo eso acompañado de vinos que maridaban a la perfección porque Mar y Olga saben lo que hacen en todo momento.






Otro de los detalles que tienen antes de irte es que te dan un dossier con las recetas que se han hecho para poder en casa tranquilamente reproducirlas más veces. La verdad es que todo nos quedó delicioso y la compañía también influyó, creamos un equipo en un momento y el tiempo pasaba volando. Miré el reloj porque tenía que madrugar al día siguiente y eran casi las 12 de la noche pero no apetecía irse. Por si fuera poco, aprendimos otra receta más al final. Sacaron la coctelera para mostrarnos el cóctel peruano por excelencia: pisco sour. Aquello fue la guinda del pastel. Jamás olvidaré esa noche. Os animo a que en breve os paséis para descubrir algo que hasta ahora en Elche no existía. Un lugar único lleno de pasión, sabor y amor por las cosas bien hechas alrededor de la mesa.



CONTACTO

C/. VELARDE, 25
ELCHE (ALCANTE)

www.coquere.es

TELÉFONO 966 201 154

Comentarios

Entradas populares de este blog

Qué ver y dónde comer en Varsovia y Cracovia

Los 8 helados combinados más populares

Asador "Las palomas"